sábado, 23 de noviembre de 2013

El dirigible del futuro, vendido a precio de saldo

 

 

En febrero de este año, el Ejército estadounidense canceló el programa del vehículo de gran autonomía dotado de múltiples sistemas de inteligencia (LEMV), que iba a ser desplegado en Afganistán. Y en octubre el fabricante del dirigible, Hybrid Air Vehicles (HAV) ha conseguido comprarlo por un precio de 301.000 dólares, casi la milésima parte del coste del programa, 275 millones de dólares. 

La alternativa que tenía el Ejército a la venta del LEMV era convertirlo en chatarra. La empresa ya había intentado adquirirlo en marzo para utilizarlo como vehículo demostrador para posibles clientes. Tras la venta, el consejero delegado de HAV indicó que el Ejército estadounidense tendría acceso a los datos de futuros vuelos de prueba, sin coste adicional.

El programa había sufrido retrasos en su desarrollo por problemas técnicos y un incremento de precios, debido a que se subestimó el riesgo tecnológico de los dirigibles, aunque se consideró que utilizaría tecnologías maduras, realizando su primer vuelo en agosto de 2012, con diez meses de retraso.

El LEMV y otros programas basados en dirigibles o globos aerostáticos se desarrollaron para satisfacer las necesidades de vigilancia continuada de los mandos militares sobre grandes superficies y durante mucho tiempo, y que estos medios no supusiesen unos costes prohibitivos para las fuerzas armadas. Los globos cautivos siguen siendo utilizados para la defensa de bases y puestos avanzados en Afganistán, se están empleando en la vigilancia de la frontera de Estados Unidos y México y también se han utiliizado en la vigilancia marítima en buques. 

Los dirigibles, que satisfacían también estos requisitos, tenían además las ventajas de transportar grandes cargas a grandes distancias, y sus costes operativos, de adquisición, funcionamiento y mantenimiento eran menores que los aviones y helicópteros, y podían operar desde bases no preparadas.

No obstante, además del LEMV otros tres programas de dirigibles (Blue Devil 2, de la Fuerza Aérea; HALE-D de Lockheed-Martin y el ISIS de DARPA)fueron cancelados. Todo ello, tras haber invertido el Departamento de Defensa más de 7.000 millones de dólares entre los años 2007 y 2012.

El LEMV, de 112 m de longitud, carga útil de 1.130 kg, altura de vuelo de 6.100 m y una permanencia en vuelo de hasta 21 días, era un dirigible híbrido, de forma aerodinámica, que utilizaba motores para elevarse, aumentar su permanencia en vuelo y tener mayor facilidad de manejo en tierra. 

Northrop Grumman había recibido 154 millones de dólares para el desarrollo de un LEMV, con opciones para el suministro de otros dos, con un valor potencial del contrato de 517 millones de dólares, habiéndose invertido en total 275 millones de dólares.

En octubre de 2012, la Oficina de Contabilidad del Gobierno (Government Accountability Office) señaló que el LEMV tenía un exceso de peso de 5.450 kg, lo que reducía la permanencia en vuelo a cuatro o cinco días, en lugar de los 21 previstos. Este y otros problemas similares han llevado al Pentágono ha cancelar tres programas de desarrollo de dirigibles tras haber invertido más de 7.000 millones de dólares entre 2007 y 2012.

Julio Garulo 
http://www.revistatenea.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar