martes, 2 de agosto de 2011

Otra apuesta de Argentina por la producción nacional: el helicóptero de ataque Aguilucho

Una de las políticas más destacadas que se vienen desarrollando desde el año 2003 hasta el presente en la Argentina, es la recuperación de la industria nacional, lo que genera una destacable autonomía en los ámbitos de producción, servicio y equipamientos para la Defensa. Durante estos mismos años, el presupuesto del Comando de Aviación del Ejército (CAE) creció unas 20 veces, permitiendo recuperar capacidades para encarar diversos proyectos.

De esta manera, y gracias al impulso que recibe el CAE por el incremento presupuestario, se puso en práctica el programa Hornero, cuyos principales lineamientos son: la modernización de los helicópteros UH-1H –prolongación de su vida útil- el establecimiento de un taller de última tecnología para el mantenimiento, recorrida y modernización para las turbinas T-53 que propulsan a estos helicópteros, el incremento en las horas de vuelo y los despliegues de las aeronaves -incluyendo en las tareas humanitarias- y el inicio en la recuperación de diversas aeronaves de apoyo.
Una de las necesidades de la CAE, era la de obtener un helicóptero de exploración y ataque –tarea, hasta el momento, llevada a cabo por los A-109A y UH-1H artillados, que demostraron ser aparatos poco idóneos para la función encomendada- y al descartar la posible compra –por su alto coste económico-de una docena de AH-1F Cobra a los Estados Unidos, se decidió llevar a cabo la sustitución de aquel equipamiento, que podía adquirirse en el extranjero, por una apuesta a la industria y el desarrollo nacional. De esta manera, el Ejército Argentino, estableció contacto con la experimentada empresa CICARE Helicópteros S.A, para proyectar en conjunto un helicóptero liviano de ataque cuya tecnología sea ciento por ciento nacional. Así fue como nació el proyecto conocido como CH-14 Aguilucho, helicóptero ligero de la categoría del MD-500 Explorer, que por estos días se encuentra exhibido en la megamuestra Tecnópolis 2011.
Los primeros pasos
En enero de 2006, CICARE S.A. comenzó el diseño y la producción del prototipo experimental y en marzo de 2007 se realizaron los primeros vuelos de prueba. En lo que respecta a este tipo de programa, el CH-14 Aguilucho representa el desarrollo más importante realizado en Latinoamérica en materia de helicópteros.
En dicho desarrollo, se destaca la participación del Departamento Técnico del Comando de Aviación del Ejército y del Batallón de Abastecimiento y Mantenimiento de Aeronaves 601, la Facultad de Ingeniería Aeronáutica de la Universidad Nacional de la Plata, CITEFA y numerosos proveedores argentinos
El 23 de noviembre de 2008 el Ejército Argentino presentó el prototipo de helicóptero ligero Cicaré CH-14, en el marco de los festejos por el Día de la Aviación del Ejército.


Principales Objetivos y funciones
Según explica en su sitio web la empresa CICARE S.A, los objetivos del proyecto CH-14 Aguilucho son: instaurar en el ámbito nacional una tecnología en el diseño y producción de helicópteros reservada en la actualidad a los países centrales; desarrollar la industria aeronáutica local a través de la transferencia de tecnología a proveedores y especialistas en áreas afines; proveer soluciones nacionales a las necesidades de nuestras Fuerzas Armadas y de Seguridad con productos de bajo costo de adquisición y mantenimiento; crear un productor atractivo y accesible al mercado exterior.
En tanto que las principales funciones, según sus diversos usos, serán:civiles (trabajo agrícola, instrucción y entrenamiento de pilotos, lucha contra incendios, fotografía y filmaciones aéreas, seguimiento de líneas de alta tensión, revisión de gasoductos, transporte personal y actividades recreativas; Fuerzas de Seguridad (control fronterizo, control de transito y patrullaje, operaciones de guardacostas); militares (instrucción y entrenamiento de pilotos, entrenamiento IFR y NVG de pilotos, operaciones de exploración y reconocimiento, ataque).



Comparaciones con prototipos similares
Si bien, el proyecto argentino CH-14 Aguilucho, mantiene importantes similitudes –por sus características- con los helicópteros producidos en Estados Unidos y Rusia: OH-6 Cayuse; OH-58 Kiowa y Mil Mi-34, el CH-14, se presenta mucho más económico y con menor capacidad de ataque y transporte, aunque comparativamente con el Mil Mi 33, el Ch-14, contaría con mayor autonomía de vuelo y mayor desenvolvimiento táctico en combate.
Especificaciones técnicas del prototipo CH-14
El CH-14 Aguilucho, dispone de un rotor diseñado por CICARE Helicópteros S.A, configuración bipala, del tipo semirígido y con una velocidad de rotación de 380 RPM. Los comandos del mismo son asistidos hidráulicamente, en tanto que la caja de transmisión principal consta de dos etapas de reducción. La primera se compone de un piñón y corona, mientras que la segunda por un tren epicíclico. El sistema de lubricación es mediante una bomba de engranajes que lubrica mediante inyectores los componentes de la caja y el conjunto de Rueda Libre, estando refrigerado mediante un radiador de aceite.

El rotor de cola es bipala y gira a 2.500 RPM, utilizando un sistema “push-pull” para el comando del mismo. La caja de dicho rotor está compuesta por un conjunto cónico de piñón y corona, con su accionamiento mediante un eje cardan montado en el “boom” de cola. El sistema eléctrico del aparato es de 28V.
El fuselaje se construye de tubos de calidad aeronáutica SAE 4130,soldados a modo de reticulado espacial y la estructura resultante tiene como función sostener y vincular todos los elementos principales de la aeronave, lo cual incluye la cabina. Esta última es biplaza, en tándem y de tipo monocasco, construida en materiales compuestas y unida a la estructura del fuselaje principal, presentando una configuración espacial derivada de la ergonomía de los pilotos.
El revestimiento del fuselaje, en su totalidad, está constituido por materiales compuestos de laminado del tipo sándwich con sistema de vacío. El aterrizaje del aparato se produce sobre patines convencionales, con un ancho de vía entre ellos de 2,20 metros.
Su nacimiento como helicóptero de exploración y ataque queda patente en su diseño, donde el ancho del fuselaje es de tan solo 1,10 metros, lo que hace muy difícil su identificación visual. La longitud total del fuselaje es de 9,80 metros, alcanzando los 11,80 metros con los rotores girando, la altura desde la base de los patines hasta el cabezal del rotor es de 3,30 metros, en tanto que el diámetro de los rotores girando es de 10 metros.
Planta Motriz
Tipo - Rolls Royce (Allison) 250C-20B
Potencia Máx. al despegue -420 HP
Potencia Máx. Contínua - 370 HP
Pesos
Máximo al Despegue - 1.450 kg
Vacío - 750 kg
Capacidad de Carga - 700 kg
Prestaciones
Velocidad Máxima - 240 kkm/h
Velocidad de Crucero - 210 km/hh
Velocidad de Ascenso - 8 m/s
Techo de Servicio - 4.500 metros
Autonomía Máxima - 3 horas o 630 kkm.

(Infodefensa.com) Por Maximiliano Borches

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar