lunes, 11 de julio de 2011

El exoesqueleto HULC comienza las pruebas biomecánicas

El portador de cargas universal para seres humanos (Human Universal Load Carrier, HULC) de Lockheed-Martin está realizando pruebas biométricas en el Centro de Investigación, Desarrollo e Ingeniería para el soldado del Ejército estadounidense, en Natick, que ayudarán a determinar los requisitos futuros del exoesqueleto, basándose en los informes de los soldados que lo probarán.



Las pruebas se realizarán durante siete semanas y valorarán los efectos de llevar cargas con y sin el exoesqueleto y medirán los cambios en la energía consumida por los usuarios, la rapidez de adaptación al sistema y si hay una reducción del consumo metabólico. También determinarán si hay mejoras en la eficiencia energética, medida por el consumo de oxígeno por unidad total de masa comparando, en las mismas condiciones de carga, velocidad, dificultad y duración de la acción, cuando se lleva el HULC resistente y cuando no se emplea.

El proyecto de exoesqueleto fue iniciado por la Agencia de Proyectos de Ingeniería Avanzados de Defensa, DARPA y el Centro Natick lo asumió en 2007, para conseguir un sistema que ayudase a los soldados a realizar tareas repetitivas de manejo de cargas (cajas, misiles, depósitos de combustible, entre otros).

En 2009, Lockheed-Martin presentó su exoesqueleto robótico avanzado, diseñado para aumentar la fuerza de combatiente, su resistencia y evitar la fatiga prematura, y con el objeto de hacer frente a las necesidades de movilidad y sostenimiento de los soldados a pie, proporcionándoles fortaleza y capacidad de supervivencia, incluyendo la posibilidad de llevar 90 kg de carga, hasta 20 km con la carga de una batería, por todo tipo de terreno.

El HULC consiste en unas piernas de titanio que redistribuyen el peso transportado, con ordenadores que calculan los movimientos en tiempo real para garantizar que el exoesqueleto y el soldado operan como un todo, con libertad, sin imponer restricciones al movimiento en los planos vertical ni horizontal, de forma que los usuarios pueden arrastrarse, correr a baja velocidad, ponerse en cuclillas o saltar.

Funciona con baterías y su estructura es modular, por lo que se pueden cambiar las piezas fácilmente en el campo de batalla, y está movido por actuadores hidráulicos. Asimismo, está diseñado para aprovechar los avances realizados en las baterías militares recargables para aumentar la autonomía del HULC.

La otra empresa que ha presentado un exoesqueleto es Raytheon, que ha desarrollado el XOS 2

Fuente : http://www.revistatenea.es/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar