jueves, 14 de julio de 2011

El Hespérides llega de su vuelta al mundo con trabajo científico para 30 años

Alejandro Malaspina regresó de su expedición hace más de 200 años con un tesoro de ocho millones de pesos que en aquel momento representaba el 20% de las reservas del Banco de San Carlos, el entonces Banco de España. Carlos Duarte, el director científico de la expedición Malaspina 2010 que acaba de terminar, asegura que el tesoro científico que ellos traen no es menos valioso para España.


"La diferencia es que nosotros guardamos ese tesoro en arcones congeladores a 80 ºC, en botecitos de nuestras y en memorias informáticas", aseguró Duarte poco después de que el Buque Oceanográfico Hespérides atracara en el arsenal militar de Cartagena (Murcia). "Tenemos 120.000 muestras a bordo y más de 6.000 gigabites de datos".
El buque y su tripulación militar llega a puerto tras una vuelta al mundo de siete meses de duración y 32.000 millas náuticas recorridas. La tripulación científica coordinada por el CSIC, en cambio, ha ido rotando por turnos de tres semanas a lo largo de toda la navegación.
Acto multitudinario El acto de regreso de la expedición ha estado presidido por la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, y ha contado con las intervenciones del presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, el investigador del CSIC y coordinador del proyecto, Carlos Duarte, y el comandante del buque BIO Hespérides, Juan Antonio Aguilar.

El Hespérides, un barco de la Armada Española, partió el 15 de diciembre de 2010 de Cádiz y en su derrota ha realizado paradas en Río de Janeiro (Brasil) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Tras Perth (Australia), pasó por Sídney (Australia), Auckland (Nueva Zelanda), Honolulú (Hawai), y Cartagena de Indias (Colombia). Otro buque, el Sarmiento de Gamboa, perteneciente al CSIC, regresó en abril procedente de Santo Domingo (RepúblicaDominicana), donde llegó tras haber explorado el Atlántico durante casi dos meses.
"Es un orgullo para mí porque hemos demostrado que España puede liderar a la comunidad científica internacional", dice Duarte. "Pero también me preocupa que tengamos la tentación de relajarnos y pensar que el trabajo ya ha terminado. Nos queda trabajo para cinco, 10 o 3o años".

Cualquiera que conozca los detalles de la expedición original sabrá que la ruta ha sufrido variaciones. Pero la moderna Malaspina, que conmemora el 200 aniversario de la muerte del marino, es un homenaje del que Malaspina estaría orgulloso y que repara en parte el daño que le hizo el gobierno de Godoy por las críticas a la gestión de las Américas que el marino hizo a su regreso a España tras la expedición.

Efe
Miguel G. Corral

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar