viernes, 20 de mayo de 2011

Donar: Una pieza ATP para el siglo XXI

La empresa norteamericana General Dynamics ha ofrecido al Ejército español una nueva pieza Autopropulsada (ATP) que ha sido desarrollada por su filial española, Santa Bárbara Sistemas, en colaboración con la alemana Krauss Maffei Wegmann (KMW). De hecho, mientras que la primera se encargó de la plataforma, diseñada a partir de un chasis de la familia Pizarro, la torre, denominada AGM (Artillery Gun Module), es un desarrollo de la firma germana derivada de la que monta la excepcional pieza PzH 2000 Taurus. Además, creo que debemos destacar que ya la había probado sobre un casco M-548 alargado, perteneciente a la familia del conocido transporte de personal M-113.

El esfuerzo de las dos empresas culminó en una excelente pieza ATP que puede convertirse en un extraordinario relevo para una buena parte de los modelos actuales a los que supera prácticamente en todo, al tiempo que su adquisición puede estar al alcance de muchos países que no pueden permitirse el lujo de otras variantes más pesadas. De hecho, fue diseñada pensando básicamente en la futura sustitución de las piezas españolas M-109, si bien también se estudió con las miras puestas en otros ejércitos de todo el mundo, como ya veremos.


Descripción y características

En líneas generales, el casco es derivado del que utiliza el VCI Pizarro Fase 2, con una cabina delantera para los dos artilleros encargados de su manejo, la cámara del motor situada inmediatamente detrás de ella, y con la mitad trasera formando una plataforma para albergar la torre. El grupo motriz está constituido por un motor MTU de 720 cv y una transmisión automática Renk que, junto a su tren de rodaje y suspensión dotado de 7 ruedas de camino, 4 rodillos de apoyo, barras de torsión y amortiguadores rotativos, le proporcionan una excelente movilidad y una velocidad superior a los 60 km/h, con una autonomía de 500 km. Además, dado que su peso en vacío no llega a las 32 toneladas (el máximo en combate puede alcanzar las 35, de las que 11 corresponden a la torre), será aerotransportable en el A400M, lo que supone una importante ventaja frente a los modelos más pesados, sobre todo si pensamos en su posible proyección para operaciones futuras.



Para que todas las tareas puedan ser realizadas sin problemas por los dos servidores de la pieza, la torre es totalmente autónoma y manejada por control remoto desde la cabina, disponiendo para ello de un sistema de carga totalmente automático con capacidad para 30 proyectiles y 145 cargas de proyección de tipo modular. Gracias a ese mecanismo y al uso de una moderna dirección de tiro y al tubo de 155/52 mm de calibre, puede batir objetivos a más de 30 km de distancia con una gran precisión y rapidez (6 a 8 d.p.m.). Puede disparar todas las municiones de 155 mm de la OTAN, incluyendo las de relleno de vacío de culote con las que puede llegar a los 40 km de alcance. Además, dispone de capacidad MRSI o de múltiples disparos de impacto simultáneo; es decir, que puede batir un mismo objetivo con varias granadas (4 como máximo) disparadas con diferentes ángulos de tiro y cargas de proyección, que caen sobre el objetivo al mismo tiempo.

Aparte de poder hacer fuego en cualquier posición de la torre (360º) y con ángulos de tiro de -5º a +70º, en los ejercicios de fuego realizados ha demostrado ser capaz de disparar con la máxima carga (5 módulos) a 60º, sin que la suspensión del vehículo sufra ningún tipo de daño.

Por supuesto, el Donar incorpora o está preparado para incorporar los equipos y sistemas más modernos y eficaces que ofrece la tecnología actual. Así, dispone de sistema de navegación híbrido (inercial y GPS), extinción de incendios y supresión de explosiones, calefacción y aire acondicionado, defensa NBQ, generador auxiliar de 60 kw, corrección del tiro y seguimiento automático del blanco, coraza adicional y protección anti-minas opcionales, etc. Por otra parte, dispone de un sistema semi-automático de municionamiento situado en la parte trasera de la torre, de manera que los tripulantes solamente tienen que situar las granadas en el soporte correspondiente del sistema, el cual las coloca automáticamente en sus almacenes. En cuanto a las cargas de proyección, deben ser introducidas directamente en sus alojamientos, por lo que uno de los servidores tiene que acceder al interior de la torre.

Actualmente, el desarrollo de la pieza se encuentra prácticamente finalizado, si bien está estudiándose un vehículo de municionamiento que permitirá, si finalmente es construida en serie, que todas las tareas sean realizadas de forma enteramente automática.

Proyección de futuro

Como ya dijimos, la pieza Donar fue desarrollada pensando especialmente en el Ejército español que, antes o después, no tendrá más remedio que acometer la sustitución de sus actuales M-109. Por ello, aunque en los últimos años se ha estudiado la posible adquisición de varios modelos como la PzH 2000 y la K9 Thunder surcoreana, la dificultad para su despliegue y su elevado coste suponen serios inconvenientes, especialmente en la situación de crisis actual. En consecuencia, sería de enorme interés la compra de la Donar que, aparte de ser mucho menos onerosa, proporcionaría unas indudables ventajas desde el punto de vista logístico, ya que su barcaza es derivada de la que emplearán los blindados de la familia Pizarro Fase 2, cuya entrega comenzará previsiblemente en 2012. Y, no olvidemos que, entre las versiones de esa familia acorazada, se encuentra la de observación de artillería (VCOAV), que prestarán servicio en las unidades de artillería de las Fuerzas Pesadas.

Aparte del Ejército español, existen grandes expectativas de que esta excelente pieza sea seleccionada por otros países, especialmente europeos pertenecientes a la OTAN y algunos de Oriente Medio. Además, fue probada con notable éxito por el Ejército norteamericano, como posible candidato al proyecto NLOS-C que, inicialmente, estaba incluido en el programa del Futuro Sistema de Combate FCS, abandonado en su conjunto en 2009. Fuentes de la empresa alemana KMW afirmaron que la pieza Donar está mucho más avanzada que el prototipo NLOS-C que, no olvidemos, fue el primero y único blindado terminado dentro del programa FCS, pudiendo ser considerado realmente como un demostrador con un escaso grado de madurez.

En resumen, creo que podemos afirmar sin lugar a dudas que la pieza ATP Donar tiene un futuro prometedor, tanto por sus excelentes características, que la sitúan a la altura de las más modernas del mundo, como por su precio y las ventajas logísticas que ofrecería su empleo, al haber sido desarrollada partiendo de dos sistemas ya probados y en servicio, como es la barcaza de la familia Pizarro y la torre derivada de la que usa la prestigiosa pieza PzH 2000.

Francisco Fernández Mateos
http://www.revistatenea.es

*Francisco Fernández Mateos es Coronel de Caballería. Jefe del Programa Pizarro / Centauro.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar