viernes, 20 de mayo de 2011

Misiles rusos en las Kuriles

Moscú se dispone a reforzar sustancialmente las fuerzas desplegadas en las islas, con misiles antiaéreos S-400 y otros sistemas avanzados. Las tensiones con Tokio se superponen a la decisión previa de reestructurar sus fuerzas en el Lejano Oriente, parte de las reformas militares en curso y con un ojo puesto en China.

Una herida aun abierta

La ocupación del archipiélago data de los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. En Yalta, Stalin pactó con los aliados atacar Japón tres

meses después de la victoria sobre Alemania, y efectivamente el 8 de agosto de 1945 sus hordas asaltaron Manchuria. Desesperado por conseguir el control físico de los territorios prometidos antes de la rendición japonesa, y consciente de que Washington deseaba poner fin a la guerra lo antes posible con el mínimo grado de participación soviética, el Ejército Rojo se esforzó por avanzar rápidamente, aunque encontró tiempo para tratar a la población civil de su forma habitual.

Tras callar las armas, Moscú no firma el Tratado de San Francisco, por lo que técnicamente se encuentra aun en guerra con Tokio, que insiste en calificar de "ilegal" la presencia rusa en sus "Territorios del Norte", que los rusos llaman "Las Kuriles Meridionales".

Cuatro son las islas objeto de disputa: Kunashir (Kunashiri en japonés), Iturup (Etorofu), Shikotan, y los islotes de Habomai.

Rearme ruso en las Islas

Las últimas semanas han sido testigo de numerosos rumores, en parte confirmados oficialmente, sobre el despliegue en las Kuriles de nuevos sistemas de armamento, que podrían suponer un notable salto cualitativo y cuantitativo en las capacidades militares de Moscù en la zona.

Destaca en primer lugar el sistema S-400, el más moderno mísil antiaéreo del arsenal ruso.

Otro sistema antiaéreo que será desplegado en las Kuriles es el mísil Tor M2. Montado en un vehículo blindado, es capaz de atacar a cuatro objetivos simultáneamente.

El refuerzo de las defensas costeras correrá a cargo del mísil antibuque Yakhont. Con un alcance de 300 kilómetros, vuela a velocidades supersónicas a escasos metros por encima de las olas y está dotado de una cabeza convencional con 200 kilogramos de explosivos.

Para disminuir su vulnerabilidad ante un primer ataque, el mísil será desplegado como parte integrante del sistema móvil K-300P Bastion. La configuración exacta se desconoce, pero en otros teatros consiste en cuatro camiones lanzadores con dos misiles cada uno, acompañados de cuatro más de recarga, y uno o dos de mando y control.

A todo ello habría que añadir helicópteros de ataque Mi-28, con capacidad nocturna y equipados con misiles antiaéreos y contracarro.

En resumen, Moscú desea hacer frente a un posible ataque lo más lejos posible de sus costas, con unos sistemas mucho más avanzados y de más largo alcance que los disponibles hasta la fecha.

Una reestructuración más amplia de las fuerzas rusas en la zona

Nos equivocaríamos sin embargo si nos quedásemos en estos detalles. Aunque de por sí importantes, forman parte de unos cambios mucho más amplios en la Región Militar del Extremo Oriente que, a su vez, se enmarcan en las reformas militares actualmente en curso.

El viceministro de defensa ruso, Nikolai Pankov, afirmó públicamente hace unos días que esta región militar ha pasado a ser prioritaria y que

será reforzada en su conjunto. La restructuración afectará a la fuerza de submarinos nucleares, aviación, y unidades terrestres, y recibirá uno de los buques de la clase Mistral coproducidos con Francia.

Ello obedece en primer lugar a la percepción, cada vez más grave, de la amenaza china, más que a cualquier conflicto con Japón. Sin embargo las disputas con Tokio proporcionan la excusa ideal a Moscú para potenciar sus Fuerzas Armadas en Asia rehuyendo el enfrentamiento con Beijing. Además, optar por las Kuriles transmite a Tokio un mensaje de firmeza, reforzado por las constantes visitas de responsables políticos y militares a las islas los ùltimos meses.

De hecho el despliegue de los S-400 en el Lejano Oriente ya fue anunciado en julio del año pasado por el general Alexander Zelin, máximo responsable del Ejército del Aire, sin concretar donde se situarían exactamente.

Estos refuerzos convencionales son vistos como la única forma de reducir gradualmente el peso de las armas nucleares tácticas en los planes defensivos de Rusia más allá de los Urales.

Conclusiones

Aunque la decisión rusa de reforzar las Kuriles pueda parecer fruto del deterioro de las relaciones con Japón desde noviembre, en el fondo obedece a un cambio mucho más profundo de la postura militar rusa, que busca desplazar parte del enorme potencial bélico del país hacia las aguas del Pacífico.

Son distintas las motivaciones del cambio, desde el temor a una China resurgente, hasta el deseo de jugar un papel de primer orden en la región económicamente más dinámica del planeta. Moscú no busca un enfrentamiento directo con Beijing, pero sí tener libertad de maniobra en Asia y ser tratado por los chinos como un igual y no como un mero proveedor de energía y materias primas.

En relación con Tokio, el mensaje ruso es claramente de firmeza, aunque históricamente no ha estado exento de una cierta flexibilidad. Rusia busca el capital y la tecnología niponas, y por encima de todo disponer de un socio, junto con Seúl, que evite que Beijing sea el único comprador de sus enormes riquezas naturales en Siberia Oriental.

A nivel puramente militar, una mayor presencia en las Kuriles supone una oportunidad de ganar experiencia en operaciones combinadas, anfibias, y aclimatar al personal al duro clima de la zona. Las dos primeras fueron una de las deficiencias claramente observadas en el conflicto con Georgia de verano del 2008, y los responsables políticos y militares rusos tomaron buena nota. La última puede ser de gran importancia si se confirma el deshielo gradual del Ártico, que supondrá por una parte enormes oportunidades económicas para Moscú, pero que, a la vez, exigirá la defensa en un nuevo eje, en condiciones muy duras para personal y material.

Alexandre Calvo Cristina
Profesor de relaciones internacionales, European University.

http://www.revistatenea.es/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar