martes, 17 de mayo de 2011

Éxito espectacular del revolucionario lanzagranadas XM-25

A finales de 2010, el Ejército estadounidense envió a Afganistán cinco unidades del lanzagranadas XM-25 para que unidades paracaidistas las
probasen en operaciones. Con sólo 55 disparos en combate, su éxito ha sido tal que el Ejército ha tenido que adquirir 36 unidades más para enviarlas a la zona de operaciones lo antes posible. Esta urgencia en la adquisición del lanzagranadas ha obligado a que su fabricación se realice a mano, como los prototipos iniciales, y se entregarán a las unidades a finales del año próximo.

Simultáneamente se ha ordenado la fabricación en serie de 12.000 unidades, que comenzarían a entregarse en 2014.

Los usuarios del lanzagranadas protestaron cuando los tuvieron que devolver tras varios meses de pruebas en campaña. El XM-25 funciona como estaba previsto, disparando proyectiles inteligentes que explosionan sobre los talibanes que se ocultan tras rocas o muros, o se ocultan en cuevas o habitaciones. Las ametralladoras de los talibanes eran puestas fuera de servicio rápidamente y las emboscadas también eran rápidamente superadas tras lanzar varios proyectiles de 25 mm inteligentes. Acciones contra los talibanes que antes podrían durar 15 o más minutos, finalizaron en unos minutos, después de disparar varios proyectiles.

Durante su empleo, se ordenó a los soldados que no se publicasen detalles de las acciones con el lanzagranadas, pero aún así, se publicaron historias con las grandes resultados obtenidos. Asimismo, se han realizado sugerencias para mejorar el arma, algunas de las cuales se incorporarán en las 36 que se están fabricando. Otras mejoras, como aumentar el alcance a 700-1000 m podrían exigir más estudios de ingeniería y pruebas, aunque este mayor alcance sea necesario en lugares como Afganistán, donde hay terrenos abiertos rodeados de colinas, donde pueden ocultarse fuerzas enemigas.

El lanzagranadas sigue siendo un arma pesada, 5,5 kg, y los proyectiles de 25 mm pesan 270 gr. Estos proyectiles, en función de la espoleta pueden explosionar en el aire (con precisión, a la distancia programada hasta 500 m, lanzando fragmentos pesados en un radio de 6 m), a percusión, a percusión con retardo y defensiva (para trincheras, habitaciones). Además, se han desarrollados proyectiles penetrantes (hasta 50 mm de blindaje), termobáricos (que produciría una onda explosivo mayor en sitios cerrados) y con submuniciones flechette.
http://www.revistatenea.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar