lunes, 17 de febrero de 2014

La Marina rusa incorporará buques de mayor desplazamiento

 

 

Durante la exposición de armamento DEFEXPO-2014, realizada en La India, el comentarista en temas militares de La Voz de Rusia, Iliá Krámnik, entrevistó al jefe de departamento de la Corporación de Construcciones Navales de Rusia, Anatoli Shlémov, abordando tanto el desarrollo de las fuerzas navales de Rusia como la cooperación militar con India.


–Hace poco, Rusia entregó a India el portaaviones “Vikramaditya”. ¿Qué otros proyectos semejantes pueden esperarse en el futuro?

–Nuestra cooperación con India no termina con la entrega de “Vikramaditya”, claro está, aunque es el proyecto más ambicioso en toda la historia. Rusia suministró a India equipos e instrumentos de entrenamiento para pilotos de la aviación embarcada, así como para el nuevo portaviones indio del proyecto 71. Además, se está negociando el servicio postventa y mantenimiento técnico de dicho portaviones.

–¿Cuánto costará la reparación del crucero portamisiles “Almirante Najímov”?

–Ahora los trabajos están en su etapa preliminar, próximamente este navío será trasladado al mismo dique en que hace poco fue sometido a modernización “Vikramaditya”. El “Almirante Najímov” deberá ser entregado a la Marina rusa en 2018. En cuanto al precio, no lo puedo detallar. Después de reparado, este crucero pesado contará con nuevos armamentos y equipos electrónicos.

 Almirante Najímov

 
–¿La reparación del “Almirante Najímov” es una suerte de preparación para hacer lo mismo con el crucero atómico “Pedro el Grande”?

–Desde luego. El crucero “Pedro el Grande” se incorporó en los arsenales en 1998 y desde entonces, cumple misiones permanentes. Ya le tocan los plazos de reparación y modernización, igual como al “Almirante Najímov”.

–¿Cómo avanza la ejecución del proyecto Líder?

–El año pasado, el Ministerio de Defensa concertó el contrato para la ejecución de los trabajos de diseño y experimentación Líder que estipulan desarrollar buque de superficie para espacios oceánicos.

–¿A qué categoría de buques va a pertenecer? Será destructor o crucero?

–Por el momento, hablamos de buque de guerra oceánico, término que de la mejor manera refleja sus prestaciones y misiones.

–Hable de sus parámetros técnicos, como desplazamiento, unidad de propulsión, armamento.

–Los altos mandos de la Marina todavía tienen que decidir si necesitan un buque con turbina a gas o con reactor nuclear. Precisamente de ello van a depender los demás parámetros. 

Por lo que al armamento se refiere, muchos tipos de armamento para el buque oceánico, previamente serán ensayados en la fragata del proyecto 22350 (buque multipropósito de gran radio de acción, destinado para el rearme de la Marina de Guerra de la Federación Rusa).

–La Armada experimenta una aguda escasez de buques oceánicos. Por si fuera poco, el buque antisubmarino “Almirante Chabanenko” está en reparación. ¿Podría comentarlo?
–Serán reparados todos los elementos estructurales, así como serán modernizados los equipos cuya reparación sea imposible o resulte demasiado costosa.

 Almirante Chabanenko
 

–¿Se dotará de nuevo armamento?

–No hay necesidad de hacerlo. El armamento ya instalado posee características indispensables para el cumplimiento de las misiones encomendadas. Las mejoraremos a costa de la modernización, pero sin reemplazar el armamento. 

Quisiera destacar que el “Almirante Chabanenko” y sus predecesores del proyecto 1155 han resultado ser unos buques sumamente eficaces que cumplieron a carta cabal las misiones en todas las zonas clave: en los océanos Pacífico, Indico, Atlántico, en el Golfo de Adén y el Mediterráneo… Los mantendremos en la composición de la Armada hasta que la industria nos proporcione una suficiente cantidad de buques nuevos.

–Comente la construcción de las fragatas del proyecto 22350. ¿Por qué se aplazaron reiteradamente los ensayos del buque insignia y su puesta en servicio operacional?

–Este año, el buque realizará su primera salida al mar. Es cierto que el proyecto en cuestión afronta determinados problemas, relacionados con nuevas soluciones técnicas en la unidad de propulsión, los instrumentos electrónicos y el armamento. También han ralentizado la ejecución los retrasos por parte de los productores del armamento y sistemas electrónicos. 

A tales efectos, el vicepresidente del Gobierno ruso, Dmitri Rogozin, responsable de la industria de Defensa, convocó en San Petersburgo una reunión ad hoc cuyos asistentes adoptaron resoluciones concretas relativas a los plazos de suministro y los compromisos de la industria. 

Depositamos grandes esperanzas en este proyecto. Dichas fragatas, de gran radio de acción, van a operar tanto en mares como en océanos.

–Hable de las fuerzas de desembarco de la Marina. ¿Qué suerte correría el buque “Iván Gren” y todo el proyecto 11711 (modernos buques de desembarco de gran porte, destinados para trasladas fuerzas de desembarco, material bélico y equipos)?

–En cuanto a “Iván Gren”, este buque lo entregaremos el año que viene, la demora se debe a que la Marina introdujo cambios en los requisitos. Se planea construir otros dos o tres buques de este mismo proyecto.

–Pero, a todas luces, ¿serán insuficientes para renovar las fuerzas de desembarco? ¿Serán los Mistral la principal clase de buques?

–Pronto, la Armada recibirá dos portahelicópteros de desembarco de la clase Mistral. Son unos buques bien costosos, por lo cual no serán muchos. 


 
Creo que la principal clase de buques de desembarco deben ser unos buques de dimensiones medianas, con un porte de 13 ó 15 mil toneladas métricas, parecidos por su concepto al Rotterdam (Holanda). 

De 6 a 8 buques serían suficientes. Junto con los Mistral, los del proyecto 11711 y los buques de desembarco que están reparándose, mantendrán nuestras fuerzas de desembarco en alta disponibilidad operacional.

http://spanish.ruvr.ru 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar