sábado, 29 de septiembre de 2012

El KNS «Jasiri» entra en servicio en la Armada de Kenia


El KNS «Jasiri» entra en servicio en la Armada de Kenia
 
El patrullero de altura que Astilleros Gondán construyó para la Armada de Kenia ya está en el país africano tras un azaroso impasse de 6 años

El pasado 29 de agosto atracó en la base naval de Mkunguni en Mombasa, Kenia, el OPV KNS Jasiri, tras una travesía de 20 días que llevó al buque desde los muelles de Astilleros Gondán en Figueras (Asturias, España) hasta el que será su puerto base.
El buque fue recibido por el Jefe de las Fuerzas de Defensa de Kenia, General Julius W. Karangi, acompañado por miembros de la Comisión de Defensa y Asuntos Exteriores del Parlamento keniano, y por los jefes de las tres armas.
De esta forma se pone fin a un largo contencioso que se prolonga desde hace más de un lustro entre el gobierno de Kenia y la empresa contratista del buque, Euromarine Industries.
El jefe de las Fuerzas de Defensa de Kenia, General Julius W. Karangi recibe a la dotación del «Jasiri» en Mombasa (Foto: Fuerzas de Defensa de Kenia)
Un largo y controvertido proceso de adquisición
La construcción del Jasiri fue contratada en 2003 a la sociedad Euromarine Industries, que a su vez derivó la ejecución del buque a Astilleros Gondán. No se trataba de la primera colaboración entre Euromarine Industries y Gondán para la Armada de Kenia. Durante la década de los 90 del pasado siglo suministraron varios buques, entre ellos dos patrulleros de 60 m y 670 toneladas de desplazamiento.
Cuando estaba próxima la fecha de entrega del buque, a comienzos de 2006 estalló en Kenia un escándalo de corrupción que salpicó al Gobierno por los presuntos pagos irregulares detectados en varios contratos ligados a la adquisición de sistemas de Defensa. Conocido como el escándalo de la Anglo Leasing, la investigación derivó en la paralización de 18 contratos que podrían estar afectados por pagos irregulares o precios inflados.
Entre los contratos que se vieron afectados se hallaba el suministro del buque oceanográfico, tal era su clasificación oficial, KNS Jasiri. Durante un tiempo se especuló en Kenia que la construcción del Jasiri era una cortina de humo y que tal buque o bien no existía o bien se trataba de la conversión de un viejo remolcador y no de una nueva construcción.

Vista del puente de gobierno (Foto: Revista Naval)
Vista del puente de gobierno (Foto: Revista Naval)
 

 
Pero lo cierto es que el buque no sólo existía, el hito de su botadura había sido recogido por la prensa local, sino que estaba realizando ya sus pruebas de mar. En los astilleros asturianos había incluso una comisión técnica de oficiales de la Marina de Kenia, desplazados en España para seguir la construcción del buque.
A pesar de ello, persistía cierta confusion informativa, ya que el estadillo de nuevas construcciones del sitio web de Astilleros Gondán no reflejaba la existencia del buque ni mostraba información alguna sobre el mismo en sus fichas. Sólo recientemente ha sido incluida información sobre el buque, una vez concluido el contencioso entre Euromarine Industries y el Gobierno de Kenia.

Vista del buque en su atraque en el puerto de Sada (Foto: Revista Naval)
Vista del buque en su atraque en el puerto de Sada (Foto: Revista Naval)
 

 
Una entrega que se demoró 6 años
Con la paralización de los pagos por parte de Kenia, la situación del Jasiri se volvió embarazosa. Tras afrontar sus pruebas de mar, desde mediados de 2007 el buque permaneció atracado en el puerto comercial de la pequeña localidad de Sada (A Coruña, España), donde se convirtió en una suerte de reclamo turístico debido a lo pintoresco de la prolongada presencia de un buque militar africano sin más dotación que un vigilante de seguridad contratado por la empresa constructora.
Durante este tiempo se anunció el recurso a una corte internacional de arbitraje por parte de Euromarine Industries para que el Gobierno de Kenia asumiera el buque. Paralelamente una nueva comisión parlamentaria keniana se desplazó a España para comprobar la existencia y estado del buque, lo que dio como resultado la recomendación de su adquisición.
La diferencia entre las cantidades a satisfacer por la construcción del buque parecen haber sido determinantes en la prolongación del impasse. Así, según las fuentes el precio final del buque fluctúa entre los 51M euros que constaban en los contratos firmados en 2003, y los 40M euros que recomendó pagar una auditoría de PCW encargada por el Gobierno de Kenia.
Lucha contra la piratería
La situación del KNS Jasiri, un patrullero oceánico keniano que permanecía atracado en un puerto europeo mientras se desataba la escalada de la piratería en las costas de Somalia próximas a Kenia, resultaba paradójica ante el ingente despliegue de unidades navales de diversos países en la zona. Este hecho propició que se intensificaran gestiones sobre el asunto. Durante la visita de la ministra de Defensa de España Carmé Chacón a Kenia en 2009, la prensa local aludió a las gestiones que se desarrollaban para resolver el conflicto comercial entre Euromarine Industries, empresa radicada en España, y el Gobierno de Kenia.
El intrincado laberinto diplomático y financiero comenzó a vislumbrar su salida a finales de 2011, cuando el Jasiri abandonó su atraque en Sada para trasladarse a las instalaciones de Gondán en Figueras, donde se sometió a trabajos preparatorios para su entrega. La dotación del buque se desplazó a España para recibir el adiestramiento necesario para marinar el buque, invirtiendo 9 meses en la tarea según la información proporcionada por las Fuerzas de Defensa de Kenia.
 
A finales de junio el buque entró en varada en los astilleros José Valiña en A Coruña para acometer una limpieza de fondos. El buque, con la asignación de numeral P-3124, regresó a las instalaciones de Figueras, en Castropol, desde donde se despidió definitivamente a primeros de agosto para iniciar el largamente esperado viaje a su país.
A pesar de las informaciones que cifraban entre los trabajos a abordar antes de la entrega del buque la instalación de sendos montajes artilleros, consistentes en una pieza de 76 mm a proa y un cañón de menor calibre a popa, lo cierto es que el KNS Jasiri arribó a Mombasa carente de armamento pesado como se puede comprobar en la pieza informativa del canal NTV.
Características del buque
Diseñado por Cintranaval-Defcar, y con un perfil exterior que recuerda a las últimas construcciones de Gondán para la Armada de Kenia, o al Fullmar de Vigilancia Aduanera -todos ellos en el rango de los 60 m de eslora- el Jasiri fue calificado inicialmente como buque oceanográfico, aunque por sus características es más acomodado clasificarlo como patrullero oceánico, con 1.500 toneladas de desplazamiento a plena carga. Estas son sus caracteristicas generales:
  • Eslora total: 84,50 m
  • Eslora entre perpendiculares: 76,50 m
  • Manga: 12,20 m
  • Puntal: 4,50 m
  • Calado: 3,00 m
  • Propulsión: 2 x MTU-20V1163TB93
  • Generadores: 2 x 7.400 kW 1.300 rpm
  • Capacidad de combustible: 352 m3
  • Aceites: 7,7 m3
  • Agua dulce: 26,5 m3
  • Dotación: 61
  • Velocidad máxima: 26 nudos

El KNS «Jasiri» desplaza 1.500 toneladas y tiene una eslora de 84 metros (Foto: Revista Naval)
El KNS «Jasiri» desplaza 1.500 toneladas y tiene una eslora de 84 metros (Foto: Revista Naval)
 
http://www.revistanaval.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar