viernes, 21 de septiembre de 2012

Condenada una empresa por exportación ilegal a China

 

La empres United Technologíes Corporation (UTC) acordó pagar más de 75 millones de dólares a los departamentos de justicia y Estado por exportación ilegal de software a China, que fue utilizado en el desarrollo del helicóptero de ataque chino WZ-10.

Las empresas subsidiarias de UTC, Pratt & Whitney Canada(P&WC) y Hamiltodn Sundstrand se declararon culpables de violar el Reglamento internacional de tráfico de armas (ITAR) del Departamento de Estado, así como la ley de informes falsos.

Según el Departamento de Justicia, P&WC suministró diez motores de desarrollo a China en 2001 y 2002 que fueron utilizados para propulsar los helicópteros WZ-10 durante las fases de desarrollo del programa. Esta exportación fue realizada de forma deliberada para llegar a ser el suministrador exclusivo para el mercado de helicópteros de China y violando el embargo de armas de EEUU a China. "PWC exportó tecnología estadounidense controlada a China, sabiendo que sería utilizada en el desarrollo del helicóptero de ataque, en violación del embargo de armas de EEUU a China," dijo el Fiscal David Fein en una nota. "PWC tomo lo que se describe internamente como un 'riesgo calculado', porque quería ser el suministrador exclusivo para el mercado civil de helicópteros en China, con ingresos previstos de hasta 2.000 millones de dólares. Varios años después de que se conociesen las violaciones, UTC, HSC y PWC desvelaron las violaciones e hicieron afirmaciones falsas al hacerlo. La confesión de culpabilidad de PWC y el acuerdo alcanzado con las tres compañías debería enviar un mensaje claro que cualquier corporación que deliberadamente exporta material controlado a una nación embargada será perseguida y castigada, así como aquellos que lo sepan y no lo comuniquen de forma oportuna y veraz." "Debido en parte a las acciones de estas empresas," dijo Fein, "China ha sido capaz de desarrollar su primer helicóptero militar de ataque con tecnología de defensa restringida por EEUU."

Al revelar UTC todas las violaciones a las ITAR voluntariamente al Departamento de Estado, y que van a tomar medidas para evitar otras violaciones, el Departamento de Estado no prohibirá a UTC vender armamento.

UTC pagará 20,7 millones de dólares al Departamento de Justicia y 55 millones en multas al Departamento de Estado, por las violaciones a la exportación y las relacionadas con el WZ-10.

De los 55 millones de multas, 35 serán pagados en metálico en los próximos cuatro años, y los otros 20 podrían ser cancelados si cumple varias medidas.

El presidente y consejero delegado de UTC, Louis Chênevert, dijo que la compañía estaba comprometida para realizar negocios cumpliendo completamente las normas y leyes de exportación, que son parte integral para proteger los intereses de política exterior y de seguridad nacional estadounidenses.

La exportación de artículos de defensa y datos técnicos asociados a China había sido prohibida por el gobierno estadounidense desde la masacre de la plaza de Tiananmen, en junio de 1989.

Los dos miembros más importantes del Comité de Servicios Armados del Senado pidieron al Departamento de Defensa que consideren la suspensión o prohibición de que UTC contrate con el Pentágono tras la declaración de culpabilidad de la empresa en junio por exportar software a China, que fue utilizado para desarrollar un helicóptero militar.

UTC se consideró culpable el 28 de junio de haber violado la Ley de control de exportaciones de armas de 1976 y de hacer falsos testimonios en relación con las exportaciones a China por su subsidiaria Pratt & Whitney Canada en una serie de contratos desde al menos de agosto de 2000.
El presidente del comité, Carl Levin, y el representante del partido republicano, John McCain, encargaron, en una carta al secretario de Defensa, Leon Panetta, y a la secretaria de Estado, Hilary Clinton, que las violaciones a la ley de exportaciones por UTC y sus subsidiarias, Pratt&Whitney Canada y Hamilton Sundstrand, "levantan la preocupación de que podían haber causado un daño significativo a nuestra seguridad nacional.2
En su carta, Levin y McCain dicen que consideran las acciones de P&WC como profundamente perturbadoras porque apoyaron el desarrollo de un helicóptero militar chino con la esperanza de conseguir contratos de motores para helicópteros civiles en China.

Los senadores dijeron mientras que el Departamento de Estado ha prohibido parcialmente a P&WC que reciba licencias de exportación, Defensa no ha hecho lo mismo. "Creemos que el propio Departamento de Defensa debería evaluar este caso por la pertinencia de la suspensión o prohibición de contratos."

UTC facturó en 2010 7.200 millones de dólares al Departamento de Defensa, figurando en el ranking como la número 7 por el valor de sus ventas. Doce días después de que UTC se reconociese culpable, el Ejército y la Armada otorgaron a una de sus subsidiarias, Sikorsky Aircraft, un contrato para la adquisición de 653 helicópteros Blackhawk, por un valor de 8.500 millones de dólares y una duración de cinco años.
 
http://www.revistatenea.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar