lunes, 24 de diciembre de 2012

Guardia Costera de EEUU , programa Deepwater

 



El pasado mes de noviembre el USCG “Bertholf” regresaba a su base en Alameda, California, tras 144 días de patrullaje en el Ártico.  El “Bertholf” es el primero de la nueva clase de patrulleros oceánicos (OPV) de la clase Legend, que inició sus operaciones en  2008.  Actualmente están en servicio tres buques oceánicos de este tipo, y se construye un cuarto. El  último de la serie, el USCG Stratton, fue comisionado a mediados del 2012, en la misma base naval de Alameda.  Los otros dos modelos operacionales son el “Bertholf” y el “Waesche”, todos operando desde su sede en la Isla de la Guardia Costera en Alameda, California, desde febrero del 2012, fecha en que fueron recibidos por el Almirante Robert Papp Jr., comandante general del USCG (US Coast Guard Home).

Los oceánicos Legend sirven de plataformas nodrizas a los interceptores de persecución de corto alcance (SRP) y los interceptores de largo alcance (RHIB); su plataforma a popa permite el manejo de hasta dos helicópteros.  Dentro de su estructura encontramos el sistema radarico EADS North América TRS-3D, el sistema de guerra electrónica (EW) AN/SLQ-32, el radar de control de tiro SPQ-9B, y el rastreador AN/SPS-73.  El sistema de combate principal consiste de un cañón Bofors de 57mm a proa, con capacidad de ciclo de disparo de 220 dpm; su sistema de defensa antimisil es el Mk 36 SRBOC, junto con un CIWS, que responde a cualquier ataque de misil así como de cualquier otra amenaza aérea.  Varias otras ametralladoras se montan en la estructura, para tareas generales de apoyo policial o similar.
Los navíos son propulsados por una turbina de gas, y dos motores diésel, que permiten una velocidad máxima de 28 nudos, proveyendo un radio de acción de las 12.000 millas náuticas.  Su complemento es de una tripulación de 113, con 14 oficiales.  Los Legend tienen una eslora de 418 pies (126 metros), y desplazan 4500 toneladas.  Cada nave tiene un costo de 700 millones de dólares, esperándose completar 8 navíos para remplazar 12 OPV de la clase Hamilton, pero, además de los tres ya en servicio, solo se han asegurado pedidos por dos más, y fondos para seis.
Los Hamilton tienen más de 45 años de servicio; miden 378 pies (115 metros) de eslora, y en su momento montaban una poderosa batería de hasta 8 misiles Harpoon, además de su cañón Oto de 76mm y un CIWS.  Algunos de ellos solo operan a un 75% de su capacidad debido a su gasto y vejez. El USCG requiere que sus oceánicos se mantengan en operaciones al menos por 6 meses al año, cosa que se vuelve imposible con materiales viejos. Desde Alameda, los oceánicos deben patrullar el Mar de Bering y el Ártico, así como emprender tareas en Centro y Sur América.  El Stratton, por ejemplo, ha sido destinado a tareas de patrullaje a lo largo de Latinoamérica, el Pacifico Central y Kodiak (Alaska).
Las condiciones en el Norte, en los confines de Alaska, son particularmente arduas en los navíos de patrulla, por lo que requieren que sus sistemas se encuentren en óptimas condiciones.  Se requiere que los oceánicos Legend emprendan patrullas de 60 días de operación, consumiendo menos combustible que los modelos anteriores, y con tripulaciones reducidas.
Estos navíos de patrullaje oceánico nacional (National Security Cutter) forman el núcleo del programa Deepwater del USCG,  que continua su desarrollo, si bien a paso lento y bastante complicado y corto de fondos, proveyéndole al servicio de guardacostas estadounidense (USCG) nuevos patrulleros marítimos y sistemas avanzados de detección naval.  El programa tiene sus orígenes hace más de diez años, pero tuvo una revisión importante en noviembre del 2002, cuando se comisionó a la RAND la evaluación del programa para determinar si cumplía con los nuevos requisitos encomendados al USCG  tras los ataques del 11 de Septiembre.  El Deepwater visualizaba la modernización del servicio y el reemplazo de más de 100 patrulleros, con una duración de apertrechamiento de 20 a 25 años, substituyendo efectivamente todo el material provisto por el anterior Programa Legacy, y complementado con un nuevo sistema de comando, control, comunicación, computación, inteligencia, vigilancia y reconocimiento (C4ISR) y un sistema logístico integrado (ILS). El estudio del RAND determinó que el programa Deepwater debía acelerarse y también expandirse. Sin embargo, los programas de apertrechamiento han alcanzado costos estratosféricos y difíciles de manejar.
Para la lucha oceánica, el USCG depende de otros dos tipos de patrulleros de altura media: 13 de la clase Famous y 14 de la clase Reliance.  Los modelos Famous son modelos relativamente modernos, de 270 pies (82 metros) de eslora, y con acomodación para emprender patrullas de 6 a 8 semanas de duración.  El USCG ha ofrecido remplazar los patrulleros de altura media con la nueva serie OPC, pero ninguno de los mencionados navios ha sido construido todavía, y el aumento en el costo del programa amenaza con la cancelación del mismo. (JMAH)
Fotografías:
1. disparando el Bofors de 57mm (USN Gregory A. Harden II)
2. USCG 751 Waesche
3. USCG 752 Stratton
4. USCG 722
5. Bofors de 57mm


http://www.defensa.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar