martes, 4 de agosto de 2015

El ejército se entrena para detectar terroristas suicidas entre los soldados a los que forma


 
Un policía militar revisa unas taquillas con un perro detector.


Un policía militar revisa unas taquillas con un perro detector. 

El peligro de reclutas “yihadistas” que ataquen durante el período de instrucción amenaza a los monitores militares en Iraq, Afganistán, Mali...

Las Fuerzas Armadas españolas participan actualmente en varias misiones internacionales que incluyen la formación de militares en esos países para poner en pie un ejército. El problema es que entre los reclutas se han “colado” terroristas yihadistas para inmolarse matando militares extranjeros.
 
Además de las misiones en Afganistán y en Mali, España participa o ha participado en el adiestramiento de las fuerzas armadas de otros países como Somalia y, más recientemente, Iraq contra los yihadistas del Estado Islámico.


El Confidencial Digital ya contó hace unos meses que el Pentágono de Estados Unidos había advertido a los países aliados que están formando a los militares del ejército iraquí del peligro de que entre los reclutas y soldados haya terroristas “infiltrados” del Estado Islámico, o simplemente soldados sunníes que en un momento dado se radicalicen y decidan atacar violentamente a sus instructores occidenctales.

Este peligro ya se ha plasmado en casos reales en Afganistán: allí las tropas españolas han recibido en más de una ocasión ataques de soldados afganos a los que estaban formando y que, de pronto, decidieron atentar contra ellos abriendo fuego de forma prácticamente suicida.

Green on blue”: ataques de infiltrados en tropa amiga

La preocupación entre las Fuerzas Armadas acerca de este peligro es patente: prueba de ello es el último ejercicio que, con el nombre “Ángel Guardián”, llevaron a cabo hace unas semanas efectivos de las Policías Militares de los tres ejércitos en Valencia.

Según ha sabido ECD, cada año se celebra este ejercicio impulsado y liderado por el Batallón de Policía Militar I, que pertenece al Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de la OTAN y es referente para todas las unidades de Policía Militar del Ejército.

Este año, el ejercicio de las Policías Militares de los tres ejércitos de España incluyó una estación para entrenar la detección y la neutralización de esta amenaza concreta. En el argot militar se denomina “Green on blue” a los ataques que, sobre todo en las misiones internacionales de Afganistán e Iraq, cometían y cometen contra las tropas internacionales insurgentes infiltrados en las fuerzas de seguridad locales.

Este riesgo está especialmente presente en esas misiones de adiestramiento y monitorización que ahora llevan a cabo los militares españoles en Iraq, en Afganistán, en Mali y en Somalia. La cercanía y la convivencia con el personal local al que se instruye es muy estrecha y por ello es tan difícil evitarlo: además, en estos países sus fuerzas armadas son susceptibles de infiltración por parte de yihadistas radicales cuyo objetivo real es atentar desde dentro contra los ejércitos que pretenden combatirlos.

Militares de Tierra, Aire, Armada, UME, Guardia Real...

La tarea de las Policías Militares del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire es, según explican desde Tierra, la de ser “ángeles guardianes de sus compañeros”. Para ello se ha incluido este entrenamiento específico en las maniobras, para practicar cómo detectar y neutralizar a un infiltrado enemigo entre los soldados y reclutas a los que se está formando en otro país. 

En Iraq, Estados Unidos ya ha apartado de la instrucción militar a sospechosos de ser “topos” del Estado Islámico dispuestos a inmolarse matando a uniformados americanos e iraquíes.

Aunque han trascendido pocos detalles de en qué consistió el ejercicio, se sabe que, por ejemplo, se contempla el uso de perros detectores del servicio cinológico para, por ejemplo, registrar las taquillas de los soldados locales y detectar explosivos u otros materiales que puedan usar para atentar.

Esta labor corresponde a las secciones de Policía Militar, Naval y Aérea, encargadas de dar protección a la fuerza desplegada. En este ejercicio “Ángel Guardián” participaron casi todas las secciones de Policía Militar de las Brigadas de la Fuerza Terrestre, de las Comandancias Generales de Ceuta y Melilla y del Mando de Canarias, por parte del Ejército de Tierra.

En cuanto a la Armada, en el entrenamiento contra esta amenaza de los “infiltrados” en un ejército al que se está formando hubo presencia de una compañía de Policía Naval de la Fuerza de Protección y un equipo de la Brigada de Infantería de Marina. También hubo un pelotón del Ejército del Aire, una sección de la Guardia Real y otra de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Este año, en estos ejercicios de Policías Militares en España hubo “invitados extranjeros”: un pelotón de los “red caps” del Reino Unido, la Royal Military Police, y otro del Military Police Group de Bélgica.

http://www.elconfidencialdigital.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar