jueves, 31 de marzo de 2011

Zona de exclusión aérea PLUS para bombardear objetivos terrestres en Libia

M. Ángeles Moya / Madrid martes, 29 de marzo de 2011
A partir de ahora los aviones aliados podrán abrir fuego contra objetivos terrestres (como por ejemplo carros de combate) que pongan en peligro a la población civil libia en virtud de la 'zona de exclusión aérea plus' que se acaba de activar con la asunción, ayer, del mando único de las operaciones por parte de la OTAN.


A ello se ha referido esta mañana la ministra de Defensa, Carme Chacón, durante la videoconferencia que ha mantenido con los jefes de las unidades españolas que participan en las distintas misiones que se están desarrollando en Libia para hacer cumplir las Resoluciones 1970 (embargo de armas) y 1973 (zona de exclusión aérea) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Aunque Carme Chacón no ha precisado si los aviones F-18 españoles participarán en esta nueva fase de la operación, parece poco probable que lo hagan, puesto que, según han venido reiterando en los últimos días diversos mandos militares, la configuración de los cazabombarderos españoles está limitada a actuaciones aire-aire y no aire-tierra (capacidad con la que también cuentan estas aeronaves).

A juicio de la ministra, el hecho de que la OTAN haya asumido el mando único en las operaciones es "especialmente relevante" y "va a facilitar todavía más las cosas", sobre todo en los aspectos de coordinación (recordemos que hasta ahora el establecimiento de la zona de exclusión aérea estaba bajo el mando de la Coalición internacional liderada por Estados Unidos y Francia, y la operación para el control del embargo de armas bajo mando de la OTAN).

Carme Chacón ha hablado esta mañana por videoconferencia con el teniente coronel Luis Villar, jefe del destacamento 'Argos' con base en Decimomannu (Cerdeña, Italia), y en el que están integrados los cuatro F-18 y el avión de reabastecimiento en vuelo con los que España participa en la operación 'Odyssey Down' para el establecimiento de una zona de exclusión aérea sobre Libia. También lo ha hecho con el comandante Santiago Godoy López, jefe del destacamento VIGMA (de Vigilancia Marítima), y con el capitán de fragata Victoriano Gilabert, comandante de la fragata 'Méndez Núñez', que están integrados en la operación 'Unified Protector' para hacer cumplir el embargo de armas impuesto por la ONU sobre Libia.

Capacidad de inspección con infantes de marina

Con respecto a la operación de embargo de armas, la ministra se ha interesado por las capacidades de interceptación ("bien de armas ilegales, bien de mercenarios", ha dicho) de la fragata 'Méndez Núñez'. El capitán de fragata Gilabert ha explicado que la fragata cuenta con unos sistemas de sensores y de Mando y Control que le permiten cumplir con su misión de vigilar y detectar embarcaciones sospechosas. y que también cuentan con capacidad de inspección gracias al personal de Infantería de Marina que, a tal efecto y a modo de refuerzo, forma parte de la dotación de la fragata española.


Disponibilidad de los F-18 en el marco de la NRF 16

Cachón también ha trasladado al teniente coronel Villar, jefe del operativo aéreo, la felicitación del Comité Militar de la OTAN por la rapidez con la que desplegaron los medios españoles. A este respecto cabe destacar, como así lo ha hecho el teniente coronel Villar, que los F-18 contaban con un alto nivel de disponibilidad puesto que se encontraban en el periodo semestral de stand-by (preparados para intervenir de manera inmediata en caso necesario) de la 16ª Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF). Esta NRF, bajo mando italiano, no ha sido activada para las operaciones que se están desarrollando en Libia, al menos por el momento.

Los militares españoles del destacamento 'Argos' comparten instalaciones en Decimomannu con efectivos de Holanda y de los Emiratos Árabes, según ha explicado el teniente coronel Villar, quien también ha precisado que cada una de las misiones que están efectuando los F-18 tienen una duración de cinco horas de vuelo. Hasta el momento ya se han llevado a cabo 13 patrullas aéreas de combate (lo que en terminología aeronáutica se denomina CAP -Control and Patrol- por sus siglas en inglés) y siete misiones de reabastecimiento en vuelo.


Vigilancia marítima bajo control de buques de guerra

Por su parte el comandante Godoy, jefe del destacamento VIGMA, ha explicado que las misiones del avión de vigilancia marítima consisten "en patrullar dentro de un área definida por el mando de la Alianza en la que, bajo el control de uno de los buques de guerra que participan en el embargo, se nos indican aquellos contactos de superficie no identificados que necesitan una comprobación mediante los sensores, tanto ópticos como infrarrojos de los que dispone la aeronave".

Durante la videoconferencia han acompañado a la ministra el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (que ha insistido en que "todas las misiones parecen iguales pero no lo son"), general del aire José Julio Rodríguez, el jefe del Mando de Operaciones, teniente general Jaime Domínguez Buj, el secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta Civis, y el director del Gabinete técnico de la ministra, el almirante Javier Pery.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar