viernes, 31 de julio de 2015

¿Qué pasaría si los estados de EE.UU. se declarasen la guerra entre ellos?


 (Foto: Jon Davis)

 (Foto: Jon Davis)

Imaginemos que EE.UU. entrara en una Segunda Guerra Civil Americana. En un foro estadounidense propusieron que sus miembros pensaran en tal escenario, y la respuesta del Marine veterano Jon Davis cautivó a un productor de Hollywood, al que le pareció que tenía potencial para convertirla en el argumento de una serie de televisión.

Los estados con más posibilidades de imponerse son aquellos con mayor población y más predisposición de ésta a afrontar una guerra y contar con bases militares. Deben ser también económicamente fuertes. 

Estos estados estratégicos serían, en opinión de Davis, California, Texas y Nueva York, pero Washigton, Colorado, Illinois, Virginia, Florida y Georgia no se quedarían atrás.

Gran parte de la población se enfrentaría a prácticas discriminatorias en los estados en los que residieran. Aquellos que procedieran de otras zonas se verían obligados a volver a sus estados de origen, provocando una migración de vuelta masiva. 

También se producirían flujos de vuelta a sus países entre los inmigrantes latinos y los canadienses afincados en los estados del norte también cruzarían la frontera. Este fenómeno llevaría a México a cerrar la frontera… y, en el relato de Davis, incluso a sembrar de minas las proximidades.

Entre las víctimas del éxodo se encontrarían muchos soldados, por lo que se convertiría en un factor clave en el equilibrio de fuerzas, y Davis ha tenido que recalcular el número d efectivos con el que contaría cada estado puntero:

- California: 330.836 militares
- Texas: 299.216
- Florida: 186.498
- Nueva York: 147.852
- Illinois: 113.304
- Georgia: 96.323
- Virginia: 88.125
- Washington: 75.243
- Colorado: 48.893

Texas podría hacerse con el control de la base Whiteman de la Fuerza Aérea, sede del programa de los bombarderos B-2; las ansias expansionistas de Nueva York le llevarían a tratar de hacerse con el control de toda Nueva Inglaterra; Illinois se haría con Ohio y trataría de conquistar también Minnesota, en busca del control absoluto sobre el río Mississippi.

Con el tiempo, la concentración de los territorios se haría cada vez mayor. En la costa Oeste, la pelea entre Washington y California por mandar en la región desembocaría en el bombardeo de la ciudad de San Francisco por parte del primero. La lucha entre Florida y los neoconfederados de Texas se saldaría con el triunfo de éste último, Por su parte, Alaska y Hawaii saldrían bien parados porque su situación periférica les mantendría lejos del corazón de la contienda.

La siguiente fase de la guerra consistiría en un duelo entre California y Texas, en el que entrarían en acción un total de cuatro bombas nucleares que destruirían ciudades como Washington D.C. El 90 % del continente americano quedaría afectado por la detonación de estos artefactos, en mayor o menor medida.

La destrucción llegaría a tal punto cinco años después de estos enfrentamientos, con casi todas las infraestructuras de lo que antes era EE.UU. inutilizadas, que los distintos bandos se verían forzados a celebrar una conferencia de paz en Nueva York, en el que firmaron el ‘Tratado de Brennan’, en honor a una joven de Oklahoma que supo dar una lección a todos los combatientes… si quieres conocer quién es Sarah Brennan, no te pierdas la historia completa narrada por el marine John Davis.

http://www.onemagazine.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar