sábado, 16 de febrero de 2013

Evolución de la industria militar aeronáutica de Colombia

 


El gobierno nacional de Colombia, mediante Decreto Legislativo 1064 del 9 de mayo de 1956, creó la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana -CIAC- con el objeto de organizar, construir, operar y explotar centros de reparación, mantenimiento y servicios de aeronaves, así como el ensamble y construcción de las mismas para la Fuerza Aérea Colombiana y la Industria Aeronáutica Nacional de ese país.
La CIAC fue vinculada en el año de 1966 al Ministerio de Defensa Nacional, y posteriormente, en 1971 fue catalogada como una sociedad de economía mixta, bajo el régimen de empresa industrial y comercial del Estado.
Actualmente esta es parte de las dieciocho empresas que apoyan la misión de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, las cuales están direccionadas por el Viceministerio para el Grupo Social y Empresarial del Sector Defensa (GESED) y Bienestar, perteneciente al Ministerio de Defensa Nacional de Colombia.
Desde 1985, fecha en la cual recibió su licencia de funcionamiento como Taller de Mantenimiento Aeronáutico por parte de la Aerocivil colombiana, la CIAC hace el mantenimiento preventivo, alteraciones y reparaciones para cumplimiento de los servicios A, B, C, y D en aviones clase II tipo Boeing, modelos 707-300 y en los modelos 727-100/200, así como también en aviones Mc DONNEL DOUGLAS, modelo DC-9 series 10/30. También se ha especializado en diversos tipos de servicios como trabajos en estructuras y reparaciones de materiales compuestos para aeronaves con pesos de despegue mayores a 5.700 kg; banco de prueba para motores recíprocos de las marcas Teledyne Continental y Textron Lycoming entre otros.

 
Mediante Acto Administrativo 079 del 16 de diciembre de 1998, a esta empresa se le otorgó la calificación de usuario comercial de la Zona Franca de Bogotá, habilitándola para prestar los servicios de bodegaje y nacionalización de mercancías. En 1999 la CIAC consiguió la autorización de la Aeronáutica Civil colombiana para efectuar el mantenimiento de aviones Boeing 707, 727 y DC-9; constituyéndose en el único taller autorizado para realizar estos trabajos en el país.
El 20 de junio de 2002 se inauguró el Centro de Investigación en Tecnología Aeronáutica, -CITA-, adscrito a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), con la proyección de convertirse en uno de los centros de investigación de mayor influencia regional; el cual está integrado por un grupo de ingenieros aeronáuticos especializados en el mantenimiento y diseño de nuevas de aeronaves como el X-001 FAC; así como también en el desarrollo y construcción de otros tipos de aeronaves militares no tripuladas, como el UAV Iris equipado con un motor ROTAX 912.

El 28 de junio de 2006, el Ministerio de Defensa Nacional, a través de la Fuerza Aérea Colombiana, suscribieron un convenio interadministrativo de asociación con los Talleres Industriales del Comando Aéreo de Mantenimiento (CAMAN) y la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana S.A. (PEGASO), cuyo objeto ha sido la prestación conjunta de servicios de mantenimiento mayor, reparación y apoyo logístico aeronáutico. Ello con el propósito de optimizar la gestión y los resultados de la aviación en el sector defensa, ampliar la capacidad para reparar la flota de aeronaves de la Fuerza Pública, así como impulsar el desarrollo de la industria aeronáutica nacional.
En 2009 la Corporación firmó un convenio de alianza estratégica con la Unión Temporal Avión de Entrenamiento (LANCAIR), conformada por las empresas estadounidenses Lancair International Inc. y Sudair Corp. para la implementación de una planta de aviones con capacidad inicial para la fabricación y ensamble de aviones -Legacy FG- de entrenamiento primario para los pilotos de la Fuerza Pública colombiana.
Adicionalmente la CIAC adquirió la exclusividad para la comercialización de todas las aeronaves producidas por Lancair en Latinoamérica, así como la licencia de mantenimiento de estas aeronaves en la región, y el desarrollo conjunto de aplicaciones militares, entre otros aspectos.
Estas aeronaves, denominadas por la Fuerza Aérea Colombiana como T-90 Calima, están siendo utilizadas como aviones de entrenamiento para sus pilotos, y ya han sido objeto de estudio por diferentes Ejércitos del Aire Iberoamericanos, los cuales están interesados en adquirirlos para sus fuerzas armadas.
Durante el periodo 2011 - 2012 la Corporación obtuvo ante la UAEAC (Aeronáutca Civil) la certificación del taller de aviónica, posicionando a la CIAC como el único taller en Suramérica con dicho permiso de funcionamiento. Así mismo, es relevante destacar que durante este mismo periodo la CIAC recibió la certificación de la Aeronáutica Civil como estación reparadora para los aviones BEECHCRAFT 90 SERIES, 200 SERIES, 300 SERIES, 1900 AIRLINER, y Commander 690ª.
Finalmente, vale la pena destacar que ya fue anunciado por parte de la Fuerza Aérea Colombiana, el inicio de operaciones del primer Centro de Entrenamiento para helicópteros de combate UH-60 Black Hawk, con el cual se pondrá en marcha la primera capacitación de pilotos de las diferentes fuerzas del país andino, evitando elevados costos de traslado del personal al exterior y fortaleciendo así el denominado Poder Aéreo Nacional.
Tal y como lo dijo el Comando de la Fuerza Aérea Colombiana y la Gerencia de la CIAC, el nuevo Centro de Entrenamiento inicia su operación en el primer bimestre de este año, abriendo sus puertas al primer Centro de Formación de Black Hawk en Sudamérica, contando para ello con el único simulador de movimiento completo y de alta fidelidad de la región. Dicho simulador está calificado en nivel D según la FAA (Autoridad Aeronáutica de los Estados Unidos). Este simulador ofrecerá una cabina que replica con gran similitud de todos los controles y sistemas de la aeronave, incluyendo sistemas visuales y exteriores, con un amplio campo de vista.
En definitiva, lo que estos datos evidencian es que la industria militar aeronáutica de Colombia atraviesa por un buen momento, pasando de ser una industria que en sus orígenes simplemente pretendió autoabastecer las necesidades logística de su Fuerza Pública, para convertirse en otra que ha invertido en ciencia y tecnología; capacidades que está permitiendo incursionar en algunos mercados regionales con aeronaves y tecnologías propias más baratas y adaptadas a las necesidades de las Fuerzas Armadas Iberoamericanas.

Fotografía: T-90 cortesía Fuerza Aérea Colombia

Alberto Uribe Cantalejo



*Alberto Uribe Cantalejo es Licenciado en Derecho,
Magíster en Comercio Internacional de la UCM,
Magíster en Seguridad y Defensa del CESEDEN - UCM,
Delegado para Colombia del Grupo ATENEA
Miembro de la Asociación de Diplomados Españoles en Seguridad y Defensa (ADESyD)
Linkedin:
www.linkedin.com/in/albertouribecantalejo
aucantalejo@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar