miércoles, 29 de abril de 2015

Rusia, Nuevos rompehielos para el Ártico

 
Nuevos rompehielos para el Ártico
Por otra parte, estas ventajas también resultan desfavorables para la flota rusa.


Sobre todo en lo referente al abastecimiento y al transporte de tecnología y cargamentos que, en su mayoría, se realizan por vía marítima. Para solucionar este problema, la marina rusa ha pedido crear un nuevo tipo de rompehielos de propulsión diésel-eléctrica. La primera embarcación de la serie entró en servicio esta semana y fue bautizada con el nombre de un héroe popular ruso que dedicó su vida proteger al pueblo de los invasores y los ladrones: Ilyá Muromets.  

En Rusia es tradición que los rompehielos hereden su nombre de otro barco. En este caso, el ‘padrino’ de la nueva embarcación es el rompehielos del proyecto 97K, construido también en el Astillero del Almirantazgo en 1965 e incluido en la Flota del Pacífico hasta 1993. 

En su día, este heredó su nombre de un buque construido en Inglaterra en 1916 para Rusia, el cual sufrió un amargo destino. Tras el estallido de la guerra civil rusa, las tropas de la Triple Entente efectuaron una intervención en el norte de Rusia y, entre otras cosas, robaron el buque, que completó su servicio como minador de la Marina Francesa con el nombre de Pollux. 

El actual Ilyá Muromets se construye con la intención de impedir la injerencia de estados hostiles en las aguas territoriales de Rusia. Será el primer buque de su clase que se construye para la flota rusa en 40 años, y sus fabricantes han tratado de incluir en él las últimas innovaciones tecnológicas.

“Este barco se ha diseñado con las características de un rompehielos propio del futuro en términos de navegabilidad, capacidad de maniobra y versatilidad, además de incluir un principio de funcionamiento eléctrico completamente novedoso”, anunció en la ceremonia de botadura del barco el comandante en jefe de la Armada Rusa, el almirante Víktor Chirkov.

El nuevo buque tiene una longitud de 85 metros, una anchura de casi 20 metros, 6.000 toneladas de desplazamiento y una autonomía de navegación de 60 días. En total se construirán cuatro buques en el marco de este proyecto. Una peculiaridad del Ilyá Muromets es su propulsor acimutal de tipo Atipad. Se sujeta fuera del casco con ayuda de un mecanismo articulado y se puede girar 360 grados alrededor de un eje vertical, lo que permite una mayor maniobrabilidad. Estas posibilidades resultan especialmente útiles en buques que efectúen maniobras de remolque. 

La Ruta Marítima del Norte en el punto de mira
En 2017, se izará la bandera de San Andrés en el nuevo rompehielos, que empezará a acompañar a los buques de abastecimiento. Su casco está preparado para atravesar hielos de 1 metro de grosor, lo que permite trabajar a lo largo de toda la Ruta Marítima del Norte y garantizar la navegación desde la región de Múrmansk a la de Petropavlovsk-Kamchatski, es decir, del este al oeste del país. Su autonomía de navegación supera significativamente esta distancia.

La Ruta Marítima del Norte permite trasladar cargas desde el norte europeo de Rusia a su extremo oriental entre 7 y 22 días más rápido que a través del canal de Suez. Es más, en este caso, los barcos rusos navegarán por aguas territoriales propias, lo que le permite actuar sin depender de los permisos de otros estados y, en caso de guerra, reduce los riesgos logísticos.

Rusia cuenta con la mayor flota de rompehielos, conformada por seis rompehielos nucleares, 20 de propulsión diésel-eléctrica y un total de 40 unidades de buques de la clase hielo.

http://es.rbth.com 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar