miércoles, 21 de marzo de 2012

La estrategia espacial de Rusia

 

La Voz de Rusia, Autor: Borís Pávlischev
 
Rusia debe mantener su industria espacial en un elevado nivel mundial y reforzar el lugar que ocupa en la primera "troika" de potencias espaciales. Tales son las tareas básicas de la “Estrategia de desarrollo espacial hasta el año 2030”, que el Gobierno ruso empezó a analizar. El proyecto de documento fue presentado días atrás por la Agencia Federal Espacial de Rusia Roscosmos.
El texto del documento no fue publicado. A juzgar por los fragmentos filtrados por la prensa, los objetivos son bastante ambiciosos. Para 2030 los cosmonautas deberán volar a la Luna, que previamente será explorada por aparatos ‘lunojod’. Se tiene proyectado lanzar aparatos a Venus y Júpiter, desplegar en Marte una red de estaciones científicas, diseñar un cohete pesado que será lanzado desde el cosmódromo Vostochny para llevar al espacio hasta 180 toneladas de carga, y naves de uso múltiple. Por último, crear una reserva para una estación orbital de nueva generación y para una expedición a Marte. Esta lista tiene tareas irrealizables –asegura el director de la revista Nóvosti Kosmonávtiki (Novedades de la Cosmonáutica), Igor Marinin:
—Una misión a Marte con descenso en el Planeta rojo atraerá inversiones en la industria espacial y supondrá  un gran salto tecnológico. Por otra parte, el proyecto no es muy costoso: una cosa es dar una vuelta al planeta y otra cosa diferente es crear una base permanente en la Luna. Tenemos planeado un descenso. Más adelante, si alguien se suma a nosotros, se realizarán dos vuelos, y diez también. Al fin de cuentas, la base la construiremos con ayuda internacional.
El carácter internacional de los aparatos espaciales rusos se garantizará mediante el traspaso a una base electrónica nacional de alta calidad. Para 2020 la utilización de piezas electrónicas extranjeras en los satélites se reducirá al mínimo. Tal imperativo se hizo evidente después del reciente fracaso del lanzamiento de la sonda espacial Fobos-Grunt. Entre las posibles causas se mencionan fallos de los microesquemas importados. El Ministerio de Energía Atómica, que tradicionalmente se ocupa de la industria electrónica, está dispuesto por encargo de Roscosmos a diseñar los equipos necesarios.
Si la financiación llega a ser suficiente todos los objetivos son realizables –suponen los expertos. No obstante, el espectro de tareas delineado, por el momento no es un programa, sino tan sólo la estrategia, que los críticos comparan con un caldo en el que se echaron todas las verduras a la vez. Ellos destacan la vaguedad de las fuentes de financiación declaradas: las asignaciones del presupuesto más las extrapresupuestarias. Este principio mixto hace mucho tiempo que se emplea en diferentes ramas. Pero los hombres de negocios rusos de momento no se apresuran a invertir en el ámbito espacial, si bien aquellos que trabajan con vistas al futuro están dispuestos a estudiar tales proyectos –considera el académico de la Academia de Cosmonáutica de Rusia, Alexander Zhelezniakov:
—Están pasando los tiempos cuando los inversores pensaban obtener ganancias entre uno y tres años. Los más perspicaces empiezan a hacer inversiones en proyectos duraderos. Si llega a crearse un clima apto para las inversiones, los inversores darán señales de vida. Pero el Estado deberá trabajar con ellos de igual a igual y compartir con ellos no sólo los aportes, sino también las ganancias. Entonces será posible captar inversiones privadas.
En todo caso existen motivos para el optimismo: el crecimiento en flecha de los últimos años de la financiación de la industria espacial de Rusia es evidente. Basta comparar los medios que se asignan para el programa espacial con fines civiles en EEUU y en Rusia. Si diez años atrás esa diferencia equivalía a veinticinco veces, ahora es tan sólo de cuatro veces.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar