martes, 30 de julio de 2013

Tercer accidente, en tres años, de un K-8 Karakorum de la Aviación Militar de Venezuela

 

El pasado viernes, 26 de julio, la Aviación Militar Bolivariana (AMB)  perdía en accidente aéreo otro avión K-8W, con serial 2702,  que se estrellaba durante un vuelo de entrenamiento nocturno en la Base Aérea General en Jefe Rafael Urdaneta, en Maracaibo, según informó la propia Fuerza. 

La piloto al mando logró eyectarse. Es el tercer aparato que pierde en accidente la AMB en tres años. El primero se producía en julio de 2010, sólo cuatro meses después de que los primeros aviones llegaran a Venezuela procedentes de China. Las causas de los accidentes previos no han trascendido oficialmente.

Con número de serie 2304,  el primer K-8 que perdía la AMB se estrellaba tras  haber despegado de la Base Aérea Tte. Vicente Landaeta Gil. También entonces  los pilotos lograron eyectarse. Poco más de dos años después, en noviembre de 2012,  de nuevo se producía el fatal accidente de un K-8. 

El aparato, que  había despegado de la Base Aérea El Libertador, participaba en el desfile aéreo del día de la Aviación Nacional de Venezuela. El avión y sus restos cayeron en la misma base aérea, tras haber  sufrido en vuelo, aparentemente, un fallo mecánico. De nuevo los tripulantes lograron eyectarse.

Fue en marzo de 2010 cuando el fallecido Hugo Chávez presidía, en la  base militar Vicente Landaeta Gil, la ceremonia de recepción del primer grupo de seis aviones de combate chinos K-8W para la Fuerza Aérea venezolana, de los 18 encargados a ese país  junto a un sistema de control y diagnóstico para el mantenimiento de los aviones. 

Venezuela y el Gobierno chino habían  negociado la compra de los K-8 a finales de 2008. Este avión, empleado para la formación de pilotos en la Fuerza Aérea de China y Pakistán,  es una plataforma multipropósito con capacidad de ataque que también pueden utilizarse en operaciones de apoyo a unidades de tierra.

El K-8 constituyó un hito en la cooperación entre Pakistán y China. Pakistán había desarrollado por su cuenta una aeronave similar, con la que pretendía reemplazar a sus T-37,  pero en su deseo de impulsar la producción y mejorar la tecnología buscó una alianza con China. 

El  proyecto K-8  se desarrolló así con la colaboración  del Complejo Aeronáutico de Pakistan (APA), la empresa Kamra y de China Nanchang Aircraft Manufacturing Company (NAMC), a cuenta de la cual corre hoy la fabricación.

defensa.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar