sábado, 24 de noviembre de 2012

La OTAN y el sistema antimisil Patriot

 
 
   
MIM-104 Пэтриот зенитный ракетный комплекс оружие ракетная установка вооружение

 
Los planes de emplazamiento de misiles Patriot en la región de la frontera entre Turquía y Siria tienen un carácter defensivo –declaró el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en la conversación telefónica que mantuvo con el canciller ruso Serguei Lavrov.
Con anterioridad, Moscú había expresado su preocupación por la militarización de la referida región. Semejantes pasos pueden desembocar en un conflicto militar de mayor envergadura –subrayó Serguei Lavrov. Entretanto, hay expertos que consideran que la instalación los Patriot es el prólogo del establecimiento de una zona de exclusión aérea sobre el territorio de Siria. 
La charla telefónica se celebró a instancias del jefe de la Alianza. En la Cancillería rusa destacan que Rasmussen quería aclarar la situación del despliegue en Turquía de sistemas de misiles antiaéreos sobre plataforma móvil Patriot. Ankara presentó el miércoles la solicitud correspondiente al mando de la OTAN. En el curso del mes pasado en los medios más de una vez se filtraron noticias de que Turquía piensa dirigirse a Bruselas. Es posible que de tal manera Ankara intentara presionar de forma indirecta sobre los socios de la Alianza. Es que la OTAN se resistió hasta último momento a incorporarse al conflicto –señala el politólogo Stanislav Tarásov­: 
–Los turcos solicitaron a la OTAN inmiscuirse en el conflicto, tal como lo estipula el artículo 5 sobre la “defensa de los territorios”. Es decir, querían asegurarse la presencia militar de la OTAN. La Alianza se negó, desviando la discusión hacia el artículo 4 sobre la “prestación de asistencia”. La OTAN debía reaccionar de alguna manera, adoptar acciones concretas. 
La OTAN ya declaró que estudiará la solicitud de Turquía “con urgencia”. Por su parte, el Ministerio alemán de Exteriores manifestó que se debe satisfacer la solicitud de forma inmediata. Los medios incluso informaron que Berlín está dispuesto no solo a suministrar sistemas de misiles de defensa antiaérea, sino también a enviar a la región ciento veinte soldados de la Bundeswehr. En la propia Turquía no solo concentraron tropas en la frontera con Siria, sino también aprobaron una ley que permite introducir tropas en territorio del vecino en caso de una amenaza militar. Recordemos que el pretexto para semejante militarización fue la serie de disparos de obuses desde Siria, que, dicho de paso, Damasco calificó de fortuitos. 
El jefe de la diplomacia rusa Serguei Lavrov declaró el viernes la inadmisibilidad de una escalada del conflicto. Moscú comprende la preocupación de Turquía y los argumentos de la Alianza, pero en ámbito militar lo importante no son las intenciones, sino el potencial –indicó el ministro. De ahí que la militarización de la región en la frontera entre Turquía y Siria pueda impulsar un desarrollo descontrolado de los hechos –dijo el diplomático respondiendo a una pregunta de La Voz de Rusia
–Simplemente podemos deslizarnos por un plano inclinado, tendiéndonos trampas a nosotros mismos y a nuestras promesas de lograr un arreglo político. Cualquier acumulación de armas genera riesgos y, seguramente, cierta tentación en aquellos que quisieran aprovechar el factor militar exterior. Esperamos que esto no ocurra y que todos los actores exteriores enfoquen con el máximo de responsabilidad todo el acontecer en la región. 
Esto significa que en Siria puede materializarse el guión libio –estiman expertos. Así las cosas, esto puede ser un factor decisivo. Es que ahora la oposición está perdiendo apoyo dentro del país y la supremacía está del lado de Asad –sostiene el orientalista Azhdar Kúrtov: 
–La frontera sirio-turca presenta un relieve montañoso complicado. La práctica ha demostrado que la aviación de combate es el medio más eficaz de lucha contra los rebeldes en las montañas. Si Turquía emplaza los sistemas Patriot, en realidad obtiene la posibilidad de bloquear el empleo de la aviación siria precisamente en las regiones fronterizas de Siria y no de Turquía, lo que puede cambiar la marcha de las acciones militares. Cuando derrocaban a Gadafi, sobre el territorio libio se creó una zona de exclusión aérea, y algo semejante puede hacerse en la región de la frontera entre Turquía y Siria. 
Los temores de Moscú también pueden obedecer a otras causas que nada tienen que ver con la crisis siria –considera el politólogo turco Barish Adibelli: 
–Por cierto que el hecho de que en las fronteras del sur del país aparezca uno de los elementos del sistema de defensa antimisiles de la OTAN causa preocupación a Moscú. En relación al emplazamiento de los sistemas Patriot en Turquía, Moscú teme que estos también puedan ser utilizados como uno de los elementos del sistema de alerta temprana, o sea, de hecho, como uno de los elementos del escudo antimisiles europeo que promueve EEUU. 
Ankara reaccionó el viernes a la declaración de Moscú. El primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan calificó de errónea la reacción a la posible instalación de los Patriot. Según él, Rusia procura presentar el problema interno de Turquía “como problema propio”. Pero esta declaración no cambia la esencia de los temores.

mj/kg
Polina Chérnitsa  /  http://spanish.ruvr.ru
© Foto: Darkone /http://en.wikipedia.org
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Tecnology Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologamilitar